miércoles, 18 de febrero de 2009

¿Dónde?



Fotografía: Roy Stuart, Piano Lessons

En los huesos de la niebla tal vez
en el esqueleto de la espuma en la presencia de los ojos
en las plumas del caníbal
en la respiración de la lengua y de las algas
en el dolor
no en el dolor
sino en la palabra dolor
no en los huesos
sino en la palabra huesos
no en la niebla
sino en su mapa en el mapa de la niebla
no en el esqueleto sino en su talla y en su etiqueta
no en la lengua sino en su rastro por el cuerpo ni en las algas
sino en la palabra algas

Dónde te has escondido alma invisible

Sujeto invisible que podrías aportar documentación
en la marea facturas en la muerte
testigos en la fragancia de los bosques

Peligro objetivo de estar en el azogue de un espejo
bolsillos llenos de luz no obstante
y presencia virtual en los caminos de la red

Soy yo quien te convoca el marino no ser de lo profundo
y la perpetua locura de los cuchillos en reposo

Debajo de mi lengua está tu lengua
debajo de mis manos están las tuyas
debajo de mis ojos etcétera

Dos submarinos chocan en el océano
y dos satélites en el espacio

pero tú y yo
dónde

Tú eres la poesía claro
poesía carnívora
creo que se me pasó decirlo al principio
aunque hice una alusión demasiado velada al canibalismo

7 comentarios:

Joselu dijo...

Poema extraño y surreal preñado de imágenes que resuenan en mi cerebro y que me ha gustado. Tiene fuerza e imaginación. La voz poética es cálida y seductora, nos acompaña. Por un momento me ha evocado a Pedro Salinas, pero quizás sea una falsa percepción. Un ejercicio interesante.

El Viajero Solitario dijo...

Una grata sorpresa el descubrimiento de tu faceta de poeta.

Mita dijo...

No sé, no sé...si te estarás distrayendo...
¿Por qué no escribes una novela? ¿Eres impaciente?
Besos

Arruillo dijo...

La poesía tiene ese momento en el cual surge, no importa las circunstacias en las que nos hallemos inmersos.
Saludos literarios

Alberto M dijo...

Qué morro.
Nada, ahora, Poesías del barro. Ediciones Jeta (tapa dura)
Saludos jetunos.

nancicomansi dijo...

Que bonito lo de poesía carnívora, es que lo resume todo...
Y lo del esqueleto de la espuma...che bello!!

Y oye, que lo de los submarinos pasó de verdad, eh?
¿Fué información o premonición?

Un besazo!

hombredebarro dijo...

Gracias Joselu. Supongo que los poemas si no son algo extraños no son poemas. O también lo son.

Viajero, mi faceta de poeta va de la mano de tio jeta. Ya ves cómo rimo.

Mita, no sólo me estoy distrayendo, también ensimismando. Tu pregunta es muy buena. Voy por el capítulo 4. Tu segunda pregunta ni la he pensado:claro que lo soy.

Arruillo, yo también te saludo y me alegro de ver gente nueva por aquí. A mí la poesía no me surge, la asalto yo a ella,como si fuese un bandolero y la despojo de todo lo que me viene en gana. quiero decir que no escribo inspirado, me inspiro escribiendo.


Pues eso, Alberto, jeta y morro. No tengo otros certificados, ni siquiera de penales.


Nancicomansi, qué alegría que tu luz nos invada. Información más que premonición. Muaca muaca.