martes, 17 de febrero de 2009

Instrucciones


Imagen: Esther Ferrer, Íntimo y pesonal, acción, 1975

Se coge un libro de poesía entre las manos
y ahora qué hace uno con él
Opciones se sienta uno en el sillón de la prosa
o en la cama de la prosa o en la mecedora
y se lee despacito con el tiento del que camina
alumbrándose con una vela
las sombras bailan y el viento ulula
o bien se queda uno de pie ante la luz solar
aspirando un aroma nuevo
Se coge un libro de poesía entre los pies
porque también quien carece de manos quiere leer
y se sienta uno como un yogui
ante el vacío
Ante el vacío
mi vacío

Esto podría escribirlo cualquiera
pero fíjese de todas maneras en la cita
ella aporta la credencial que le falta al poema
Léala con una pipa en una mano
“He cultivado mi histeria con placer y terror; ahora tengo siempre vértigo y hoy, 23 de enero de 1862, he padecido una advertencia: he sentido revolotear sobre mí el aire del ala de la imbecilidad.”
Ch. B.
Así empieza Gonzalo Rojas su poema Morbo y aura del mal
Arroje después el libro lejos o al fuego
y coja otro

Este ya se puede coger con las alas
¿no es usted un ángel?
¿está seguro?
No se deje llevar por la primera impresión
por ese trotecillo cochinero con el que se aleja todos los días
allende finisterre
Usted aspira a la luz
como la poesía señor
busca una salida del laberinto

Para ello es necesario un libro de instrucciones
Siga leyendo y verá cómo

Ah y no me diga que lo ve todo blanco
y que se marea antes de llegar al final

3 comentarios:

Casa de Los Cuentos dijo...

Hola Antonio
En días recientes abrí mi Casa y ahora salgo de paseo en busca de contadores de cuentos, para aprender y compartir. Pasé por aquí y me detuve, y seguí leyendo y leyendo hasta... Felicitaciones por "Cuentos de Barro".
Saludos. Jabier

Mita dijo...

He saludado ya a Baltanás, gracias por el enlace. Si es que el mundo es un Kleenex!!
No leo esta entrada que me siento profundamente mareada ya desde el principio.
Besos

Alberto M dijo...

O como podrían decir del otro hombre:
Me engancho al mareamiento, aunque quería sólo la marea al principio.