viernes, 20 de febrero de 2009

El hombre


Ah el hombre el hombre qué gran tema
para la poesía presentarlo como hombredebarro
el hombre desnudo y desnutrido
metafísicamente hablando el hombre
con una luz de candil a lo sumo un farol triste
en el poema oscuro como una barca
un hombre desnudo que se empieza a vestir bajo
la música y los focos vistiéndose como si se desvistiera
con los gestos de una stripper y los modales
felinos de una coreografía sensual porno o sexy
el hombre maquillado como una puerta
con una chaqueta de lentejuelas
y unas medias de cristal ya no es el hombredebarro
pobre hombre triste metafísicamente hablando
ahora es una estrella no del cielo
sino del subsuelo
el hombre bajo sus disfraces de hombre
el hombre qué gran tema el hombre
para la poesía cuánto da de sí
el hombre aunque sólo esté hecho de lodo

3 comentarios:

Enrique Páez dijo...

Lo cual demuestra que Poe tenía razón: la poesía y el cuento pertenecen a un mismo género.

Arruillo dijo...

Lo que da de si, y lo que seguirá dando, porque será siempre un eterno desconocido.
Bonito poema
Saludos

Antonio Serrano Cueto dijo...

El hombre sin medida para el hombre. Buen poema.
Saludos.
(Vengo por vez primera a tu blog, a través del de Javier Quiñones, pero volveré)