martes, 10 de junio de 2008

Tercer bote de humo para "Recuerdos del pelo largo"



Manuel Iván Camargo nació en Madrid en 1947 y murió el 30 de Junio de 1987. Fue un escritor precoz, a los 18 años le entregó al editor los poemas que componen su obra “La Paz Desatendida”, pero la muerte de su padre en 1967 marcó trágicamente su vida y su obra, y tras 16 años de ostracismo interior, retomó como último impulso su obra.

En Mayo de 1998 la editorial Ópera Prima editó su Diario y cartas, donde también se incluyen algunos de sus poemas.

En la portada una fotografía del autor del año 1974, que no os he podido escanear y que no aparece en la red. Con expresión doliente está sentado y con las manos entrelazadas por delante de las rodillas. Nariz y labios generosos, en rictus de dolor.

Algunos fragmentos:

“Realmente, me encuentro cansado de una manera que no es normal. Si a esto se une mi neurosis y mi sintomatología obsesiva indudable, y mi miedo a penetrar las cosas, para que ellas no me penetren, resulta una suerte de atormentado ocio, del que me es difícil escapar.” (P.66, correponde al año 1964)

“La estúpida pasión del póker me ha impedido hasta ahora ponerme a escribir. Es un modo, también, de ocultar mi soledad” (P.84, año 1966)

“Pero constatemos un hecho infantil: la portada de una revista reproduciendo una artista que me gusta me ha levantado el ánimo sobremanera. Sus declaraciones, leídas luego, son inteligentísimas. Es, ya lo he mencionado Françoise Hardy. Perezosa, inquieta, dubitativa, sin energía. Por otra parte, señalaba muchas veces el hecho de que no tiene ninguna seguridad en sí misma. Si la hubiera tenido, no hubiera cantado.” (P.143)

En la página 254 aparece una cita de Henry Miller que yo le tomé prestada:
“No he encontrado frase más consoladora en toda la historia de la literatura que ésta de Henry Miller: “Escribir es siempre algo distinto de lo que la gente piensa”

“Me dispongo a dormir después de escuchar por la radio una deliciosa entrevista que ha hecho “El loco de la colina” a la escritora Adelaida García Morales” (5 de Mayo de 1986)
“He sido demasiado aficionado siempre a la logomaquia, el bizantinismo y a rizar el rizo” (P.579)
“He fracasado como hombre y como escritor. Ni en el terreno vital ni en el literario, he logrado nada.
Es tremendamente cierto lo que afirma Durrell, de que sólo en el dormir hay misericordia. Y yo he perdido hasta esta última gracia del sueño.
El amor es el más terrible de los oficios.” (P. 610)

De 1965-1966 es su Poema de la Muchacha. Título del que también me sirvo en “Recuerdos del pelo largo”.

MUCHACHA: talla, guardián del pasmo,
comarca de la envergadura, arboleda virginal,
frente del parpadeo, bosque de lechos,
valía del lugar, presencia al cubo,
(...)

En Pequeños Poemas. Reflexiones Breves. 1965-1987:

Lo más triste
es que no haya nada distinto
y que todo sea nuestro.

Los pájaros son los favoritos
de la ventana y no nosotros.

La áspera ternura
de pertenecer
a los días.

Nada quedó en mi memoria
salvo el amar.

Sólo la muerte es lógica,
lo demás es una frecuencia
estúpida.

Yo no soy sino lo que tú navegas.
Manuel Iván Camargo es el protagonista de mi relato "Recuerdos del pelo largo", del libro Mucha suerte.

3 comentarios:

manuespada dijo...

A ver si me paso por Tres Rosas y me hago con tu libro. Unos poemas muy "dolientes".

Sirena Varada dijo...

Hola Antonio, quería felicitarte por tu libro. Me han encantado los cuentos y me ha sorprendido la desenvoltura y facilidad con la que has engendrado historias impecables. Tienes una gran habilidad para relatar y hacer que la lectura resulte amena y que el texto parezca sencillo sin serlo. El editor no exagera al decir que se trata de una escritura ágil y culta que atrapa, ni tampoco exagera afirmando que ninguna de las narraciones defrauda. Sin embargo el editor no habla de la elegancia y la estética de los textos que es mucha. Me gustaría destacar un cuento:“Helena”, repleto de logros y bellísimo, que me ha parecido una pequeña joya.

(P.D. Por cierto, los de la Editorial son gente seria y eficaz. ¿Para cuándo una novela?)

hombredebarro dijo...

Manuespada, lo propio quiero hacer yo con el tuyo. Supongo que en Setiembre.
Un saludo.

Gracias, Sirena. Es un gustazo recibir las impresiones de los lectores.
¿Para cuándo una novela?
Lo que me preocupa es poder seguir contando historias. No me planteo una novela como meta.
Un saludo.