sábado, 24 de enero de 2009

Babelia y el cuento


Parte de la ilustración de la portada de Babelia.

Supongo que el especial que Babelia (El País, sábado, 24 de Enero de 2009) le dedica al cuento titulado Viene a cuento. El resurgir del relato español conquista a los lectores va a ocupar buena parte de los comentarios y entradas de los blogs, que son muchos, dedicados al tema. En el suplemento cultural se hace referencia a las principales direcciones digitales en las que se atiende el género. Nos hemos alegrado muchísimo de encontrar ahí unos espacios familiares, que solemos visitar con cierta asiduidad:

El síndrome Chéjov
La nave de los locos
El hueco del viernes
Coffe&Garamond
Bitácora de Sergi Bellver
Vivir del cuento
Literatura en breve
Relataduras
El tacto de un billete falso
El ladrón de Shady Hill (John Cheever blog)

Alberto Manguel hace un Elogio del cuento, en el que señala que las editoriales han decidido que los cuentos no se venden, aunque se sigan escribiendo y leyendo.

Cristina Fernández Cubas escribe un hermoso artículo, en el que dice que existen tantos cuentistas como maneras de afrontar un cuento, lo que quiere decir que uno no es siempre el mismo cuentista.

El reportaje de Winston Manrique Sabogal le dedica especial atención al fenómeno de Internet y la blogsfera como elementos, que junto con editoriales especializadas, han recuperado las constantes vitales de un género poco valorado tradicionalmente en España.

Completan el especial una breve reseña de Jose María Merino sobre la tradición española y una reivindicación de lo fantástico, otra de Savater sobre Poe y una encuesta a escritores, editores y libreros sobre sus cuentos favoritos.

A los asiduos a las bitácoras mencionadas arriba, que en el reportaje aparecen apeñuscadas en un cuadradito, el especial les habrá resultado algo soso. Un lector no especialmente interesado en el género, pero curioso, tendrá oportunidad de tirar de esos hilos digitales y puede que descubra cosas interesantes. O tan solo una pléyade de cuentistas.

El género necesita que los grandes medios le den cierto respaldo, porque de una cosa estoy seguro, la afirmación con la que se abre el especial: El resurgir del relato español conquista a los lectores, es esencialmente falsa. Y si no, cifras. Y no vale el fenómeno de Los girasoles ciegos. Que en todo caso es una raya en el agua. No quiero pensar que para celebrar el bicentenario de Poe los cuentistas le vamos a dar la mano a los troleros. A ver después de este especial qué.
Por lo pronto, estamos de enhorabuena. Como con Obama.

6 comentarios:

Fernando dijo...

Esa lista está incompleta. Creo que falta un nombre que todos sabemos.
En cuanto al título del especial, son cosas de los periodistas émulos de W.R. Hearst (o de Charles Foster Kane, como se prefiera), quienes muchas veces creen que un titular puede cambiar la realidad o amoldarla a sus propias creencias.
Pues sí, enhorabuena, y que dure.

xrisstinah dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
xrisstinah dijo...

Es que eliminé el comentario anterior porque me quedaba un pelín largo, ya que busqué las palabras cuento y trola en la web de la Real Academia:
http://rae.es/
ver "cuento" y "trola".

Pero, sí, el titular del periódico y esas reseñas, muestran las puntas del iceberg de todos los que andamos pululando por aquí deseosos de contar cuentos (y a veces trolas) y deseosos de que nos los cuenten.

Juan Molina Porras dijo...

Está muy bien que Babelia hable del cueno y de su historia pero todo tiene un tufillo a gran titular: "viene el cuento". Lo de Cristina Fernández Cubas estupendo y sugerente. Cuando se citan los antecedentes españoles, la cosa es muy flojita y los señores se podían haber documentado más y mejor. Me voy a olvidar del XIX pero de la E. Media siempre se olvidan de la maravilla del Sendebar o de El Libro de los gatos. Por último,¿cómo se puede hablar del cuento en España y olvidar a Juan Valera? Aunque su nombre suene a otras cosas, es uno de los más elegantes cuentistas en castellano ¿Y dónde está I. Dinesen? SALUDOS

BACO dijo...

A mí me parece un reportaje bastante completo.
Sólo que se hable de cuento, amplifica las posibilidades de salída del género, porque permitirá darlo a conocer a lectores.
Alguno de ellos quedará atrapado en la red de la complicidad.
Respecto a los blogs, están el 70% de los que deberían estar, y eso es bastante.

Juan Molina Porras dijo...

Si les parece bien, eliminen mi anterior comentario: mal escrito y resultado de las prisas. El número de Babelia no está mal porque informa de forma muy general. Ahora bien y centrándome en lo que conozco algo, cada vez que se hablan de los antecedentes del género se hace de manera muy vaga y poco documentada. El cuento tuvo un primer momento de esplendor en la Edad Media y hay que acordarse no sólo del Arcipreste y El conde Lucanor. Si alguien se interesa por la cuestión, es fácil leer El Sendebar -una maravilla olvidada como tantas otras en nuestra tradición-, el Calila e Dimna y El Corbacho. Más complicado es hacerse con El libro de los gatos ya que, creo, no hay ediciones modernas. La historia de las "novellas" italianas es otra historia, pero citar sólo a Cervantes es una reducción manifiesta porque, por ejemplo, María de Zayas o Tirso no son unos incompetentes y crearon estupendas narraciones a la manera de los italianos y don Miguel. El siglo XIX español, ese despreciado por algunos tontos modernos, está siendo recuperado por ciertos críticos e historiadores pero uno tiene querencia por los cuentos de Juan Valera, tan cosmopolita y antirrealista en su narrativa breve. Los del XX y XXI los conozco mal y me callo pero, como muestra de que el género no está siendo inventado como alguien puede creer, remito a la antología que de lo fantástico han publicado Ana CAsa y David Roas o a los Cuentos completos de Cristina Fernández Cubas que, como casi siempre, escribe el artículo más sugerente del suplemento del País. Sigamos hablando del cuento aunque sea mal. SALUD.