sábado, 19 de diciembre de 2009

Autorretrato para facebook


La pintura es de Wladimir Dragossán

Como y bebo lo que otros no pudieron ni comer ni beber
manjares convertidos en macizas piezas de oro
excrementos que navegan entre las aguas callejeras
ensaladas de pelos y emblemas con aliño
Me visto con el traje de los hombres emplumados
habito una casa que está en el aire
con alfombras sutiles
donde dejo un rastro de agujas cosidas
a mi piel
fumo tranquilo como el hombre de una serie de televisión
pero soy la chica
¿no has visto mis labios carnosos pintados?
¿no has tocado aún mis pechos como golosinas?
¿no deseas de verdad pellizcarme?
Como y bebo hombres enteros o por partes
manjares desmenuzados para una macedonia
de narices con pechuga
de brazos clavados en una sandía

2 comentarios:

Joselu dijo...

El poema es desconcertante pero sugerente. Ciertamente el surrealismo ha dejado una profunda estela en nuestro modo de concebir y vivir la poesía. Este poema cabalga entre la lógica y la arbitrariedad de imágenes. Palabras en libertad, asociaciones imprevistas...

Naia Salud dijo...

Como a Joselu, me desconcierta el poema. Releído, me sugire, el sentir y vivir, de una mujer que ha elegido, por voluntad propia u obligada, "vivir de la calle".
El poema, me deja muy pensativa.

Un Abrazo
Namasté