viernes, 4 de enero de 2008

62 maneras de apoyar la cabeza




Quiero abrir esta nueva sección en el blog, según el esbozo que hizo en una página de sus aforismos Georg Christopher Lichtenberg (1742-1799), cuyo texto dice lo siguiente:

“En realidad hay 62 maneras de sostener el rostro con la mano y el antebrazo.
1)La meditabunda, con el pulgar de la mano derecha colocado en la sien derecha, el índice en la frente y los demás dedos recogidos sobre el ojo como una especie de sombrilla.
2)Una un poco más recatada donde los últimos tres dedos forman un puño.
4)( sic) El puño entero, donde sólo las primeras falanges (las más próximas a la mano) sostienen la cabeza; los carpos forman un ángulo hacia fuera.
5)El puño entero, con el ángulo de los carpos hacia dentro; se trata de una de las apoyaturas más sólidas; tiene una variante: el puño presiona la mejilla a profundidad y la cabeza da una impresión de pesantez, la boca se levanta y el ojo queda casi cerrado por la presión.
6)La de la templanza, donde la cabeza descansa en la mano llana, útil en dolores de muelas.

Naturalmente, además de estos géneros principales hay muchas graduaciones en el paso de una postura a otra que no se pueden describir aquí. Si se ejecutan con la otra mano, aparecen 6 apoyaturas meramente simétricas, y como cada género se puede combinar con otro, surgen más. Así se pueden inventariar.
Pero aún hay que pensar en una séptima postura, la autocomplaciente, donde la barbilla es sostenida por el pulgar y el índice.”


(Lichtenberg, Aforismos, FCE, México, 1989, citado en 62 maneras de apoyar la cabeza ( y unas cuantas más), de Andrés Virreynas, Tumbona Ediciones, México, 2007)


Según lo cual y a partir de sus cálculos, de estos 7 géneros sencillos, se conforman 62 maneras distintas de apoyar la cabeza.
No obstante, enseguida se ve que olvidó la postura número 3.


Si alguien tiene a bien explicarme como colocar en el blog imágenes procedentes de la red prometo ejempflificar estas posturas a través de retratos y fotografías del género humano. De la mano, eso sí, de los autores citados arriba, que son los que han manejado la idea desde el primer momento. Que no quiero atribuirme originalidad ninguna en este asunto.

5 comentarios:

Carmen dijo...

Vamos allá.... ¡todo sea por esos relatos! Tienes, primero (jejejej, obvio) que elegir una imagen y tenerla preparada, con un nombre que le hayas puesto y que debes memorizar, junto a la carpeta en la que la has guardado. Luego te vas a creación de entrada y allí, debajo del título, aparecen varios iconos. El primero es el que te permite elegir el tipo de letra que deseas poner a tu entrada, y siguen varios más. Pues bien, el icono que hace el número 14 es el de una foto. Pincha sobre él, que es el que permite añadir una foto. Cuando hayas dado este paso te saldrá una ventana nueva. A la izquierda, en ese nuevo cuadro de diálogo, aparece un recuadro junto a la palabra "examinar". Tienes que pinchar sobre ella. Así te saldrá el escritorio de tu propio ordenador. Ya únicamente tienes que buscar el nombre de la imagen que tenías previsto poner, situada en su correspondiente carpeta. Cuando esté seleccionada, le das a a "abrir". Y ya está casi preparado. Vuelves al cuadro de diálogo de blogger y seleccionas el diseño que quieres para tu imagen (derecha, izquierda o centro) y también puedes elegir si quieres que la imagen salga pequeña, mediana o grande. Una vez elegido todo esto le das al recuadro "subir imagen" que aparece en color marrón.
Y ya lo tendrás en tu nueva entrada. Es fácil.... si tienes algún problema, vuelve a pedir ayuda. Un beso... espero que te sirva esto.

Fernando dijo...

Magnífico escrito.
(Veo que te han explicado muy bien lo de las fotos)
Saludos.

hombredebarro dijo...

Muchas gracias, Carmen, he seguido tu clarísima explicación y como se puede ver ahí está la portada promocional del opúsculo. Así que lo prometido es deuda y me pongo manos a la obra.
Me alegro de verte por aquí, Fernando.
Feliz año a todos.

Recaredo Veredas dijo...

Curioso libro y curiosa edición. Es un buen regalo de Reyes para estudiantes y opositores. Enhorabuena por el blog.

Joselu dijo...

Cuando he visto el título de tu post, inmediatamente he pensado en la novela de Cortazar 62/Modelo para armar. Por lo que se ve este número 62 tiene su intríngulis. La elección de libros de lectura son de lo más sorprendente y original. Un cordial saludo.